Primer curso de logoterapia cumplido

Tras veinte horas intensivas en fin de semana, gracias a Miquel Viaplana, hemos conocido un poco más el mundo de la logoterapia y análisis existencial. 

Se ha dado un paso más en la formación en este campo, aterrizando los conceptos y teorías aprendidas en los libros, a la practicidad, al ejemplo del día a día, en definitiva, convertir la teoría en herramienta.

El curso ha sido intenso, lleno de dinámicas de todos los tipos: visualizaciones, dibujos, hablar en pareja. Donde además de conocer técnicas para ayudar a los demás, nos han ayudado a practicarla con nosotros. Porque el primero que se debe de aplicar las técnicas, la filosofía, la terapia, es el que quiere ayudar.

El ejemplo más claro de la opinión de los participantes sobre Miquel Viaplana, se pudo ver en el largo largo largo aplauso que le dedicaron los asistentes al final del curso.